La revista Forbes analiza los efectos del volcán y el valor de la nueva viticultura canaria

Reconoce el trabajo y el liderazgo de Viñátigo en el nuevo rumbo de los vinos canarios de calidad.

Hace unos días la americana revista Forbes publicaba un excelente artículo de la periodista especializada Cathrine Todd que analiza los últimos acontecimientos sufridos e la isla de La Palma con la erupción del "Volcán Cumbre Vieja" y la relación de este tipo de eventos ya sufridos anteriormente en nuestras islas con el espíritu de mejora y la capacidad de adaptación de los bodegueros canarios que aprovechan este terroir y clima privilegiado para continuar en la senda de los nuevos vinos canarios de calidad que triunfan dentro y fuera de nuestras fronteras.


Catherine, mencionando a Ferran Centelles, no duda en situar a nuestro director de bodega Juan Jesús Méndez y al equipo de Viñátigo como el precursor y mayor valedor en el actual panorama vitícola, de la clasificación, defensa y vinificación de las singulares variedades autóctonas canarias, siendo los primeros en proponer vinos monovarietales de las mismas.


Te dejamos el artículo traducido junto con las notas de cata de Ferrán Centelles para Catherine sobre nuestro Vijariego Blanco y el enlace al original al final del mismo.

Cathrine Todd.-

Una periodista que se centra en el vino y en las personas que lo elaboran.

Al igual que no hay otro color en la Tierra como el tono azafrán eléctrico de un volcán en erupción, no hay otros sonidos similares al retumbe, el silbido y el rugido que acompañan la explosión de un volcán y las corrientes de lava que le siguen.

Desde el 19 de septiembre, el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, una de las principales Islas Canarias, ha estado en erupción con varios ríos de coladas de lava que han cubierto más de 3.000 acres, destruido alrededor de 2.900 edificios y obligado a miles de personas a abandonar sus hogares. Las decenas de miles de personas que aún viven en La Palma, así como los visitantes de vacaciones que quieren presenciar el volcán, esperan atentamente para ver si realmente hay grandes grietas que comienzan a aparecer en el volcán que posiblemente podrían indicar su futuro colapso.

Hace más de 20 años, un artículo académico sugirió que tal colapso podría causar un mega-tsunami que sería tan poderoso que afectaría la costa oriental de América del Norte y del Sur. Pero hay muchos expertos que hoy en día cuestionan si eso sería posible, ya que no hay evidencia geológica para tal teoría y que no solo parece improbable un tsunami, sino que dicho colapso en las Islas Canarias parecía igualmente improbable. Pero un tsunami sigue siendo una pequeña posibilidad para La Palma y, aunque la teoría de un mega-tsunami no tiene ningún mérito, la idea de que cualquier tsunami sería devastador para La Palma, así como para las otras Islas Canarias es un riesgo potencial muy real que está siendo examinado muy de cerca.

Algunas personas en la isla pueden ver el volcán en erupción como una aventura emocionante y otras como una fuerza trágica de la madre naturaleza que ha diezmado sus hogares, sus cultivos y sus negocios. A veces ese miedo hará que las personas imaginen sonidos que estén indicando el resquebrajamiento del volcán y les haga preguntarse si vale la pena abandonar sus hogares ya que una ola gigantesca de tsunami puede llegar rápidamente y arrasar con todo ser vivo a su paso.

Las Islas Canarias, que son técnicamente parte de España pero físicamente mucho más cercanas a África, son únicas como región vinícola por muchas razones y este último desafío de las ramificaciones potenciales de un volcán en erupción que ha estado funcionando durante casi tres meses, así como una corriente de lava que se vierte en el océano Atlántico es el último de los inmensos desafíos que enfrentan como región vinícola conocida por muy pocos que no la han visitado.

Siete de las Islas Canarias elaboran vino comercial con la isla de Fuerteventura teniendo su primera bodega legalmente instalada que comenzó hace solo unos años, pero hay dos islas cuyos vinos son más vistos en los mercados de exportación: la isla de Lanzarote y la isla de Tenerife.


La isla de Lanzarote está bajo una denominación DO Lanzarote, ya que la isla de Tenerife es la única con más de una denominación. Una erupción volcánica que duró varios años, hace casi 300 años, convirtió a Lanzarote en un lugar que aún hoy parece una visita a otro planeta. La lava negra cubre una cuarta parte de la isla, incluido lo que alguna vez fue uno de los suelos más fértiles, lo que lo hace hoy habitable para la mayoría de la vegetación; sin embargo, en las secciones donde hay una capa más delgada de lava, se pueden plantar viñedos ya que sus raíces pueden alcanzar el suelo debajo de la ceniza negra para absorber los nutrientes necesarios para sobrevivir.

Es interesante pensar en el volcán en erupción actual en la isla de La Palma y la idea de que una parte significativa de su paisaje puede terminar reflejando el de la sección cubierta de ceniza negra en Lanzarote.

En este momento, la mayoría de los productores de calidad en La Palma elaboran vinos en cantidades que son demasiado pequeñas para ser exportadas, pero es de esperar que eso cambie en el futuro, aunque este año ha sido uno de los más desafiantes según el experto en vinos Master Sommelier Evan Goldstein; no solo muchos de los viñedos han sido dañados por "flujo de lava o ceniza", sino que una ola de calor en agosto "destruyó entre 80 y 90% de uvas Malvasía", ya que Evan llamó la atención sobre los informes en Decanter que reflejaron tales hechos.

Lanzarote tiene un sistema de conducción único llamado "hoyos" que consiste en cavar agujeros inclinados en la lava negra para que las raíces no solo puedan alcanzar fácilmente el suelo debajo de la lava, sino que también brinde protección contra los fuertes vientos de la zona; El clima subtropical-desértico de Lanzarote es un poco más fresco durante los veranos en comparación con las otras islas, aunque es el más ventoso y seco. Una pared de roca que se construye alrededor de cada hoyo también ayuda a combatir los intensos vientos. Los viñedos más nuevos se plantan donde hay una capa poco profunda de lava negra, por lo que las vides se pueden plantar en zanjas con paredes de roca que las recubren y, aunque los viñedos más nuevos pueden producir rendimientos ligeramente más altos que los de los hoyos, todavía es bajo en comparación con los rendimientos medios en el resto del mundo.


Ferran Centelles, quien fue sumiller en el mundialmente conocido El Bulli durante 13 años hasta que cerró (El Bulli era el legendario restaurante de los hermanos Adrià en Cataluña, España, que fue votado como el mejor restaurante del mundo durante muchos años seguidos), señaló que "una de las tierras más caras para viñedos de España” estaba en las islas Canarias debido a las complicaciones del lugar, así como a hoteles de lujo dispuestos a pagar un alto precio por la tierra. Pero a pesar de tener unos gastos generales tan altos y una calidad única en general, los vinos de las Islas Canarias han tenido un precio inferior en general. Por ejemplo, el vino más común de la isla de Lanzarote es de Bodegas Los Bermejos y se llama Malvasía Volcánica Seco y se vende alrededor de $ 20. Pero a medida que pasa el tiempo, algunos productores están exigiendo precios más altos para embotellados especiales, ya que saben que es la única forma de que el vino de calidad sobreviva en las Islas Canarias.

Isla de Tenerife

Ferran explicó que las Islas Canarias tienen un clima que es más similar al país de “Colombia que cualquier lugar de España”, pero el clima tropical está moderado por vientos intensos y viñedos plantados en altitudes más altas; en realidad, la isla de Tenerife tiene algunos de los viñedos más altos de Europa que llegan hasta los 5250 pies en comparación con los más altos de Suiza, a menudo se señala por tener los viñedos más altos de Europa, que solo alcanzan los 3800 pies. Tenerife es mucho más un paraíso tropical en comparación con el otro mundo de Lanzarote, pero dado que es la isla más grande de las Islas Canarias, tiene diferentes microclimas, por lo tanto, cinco subregiones diferentes están designadas para el vino, y su clima generalmente se puede dividir con gran claridad de norte a sur. En realidad, Tenerife es el hogar del cuarto volcán más alto del mundo, llamado Teide, y es tan voluminoso que afecta a los patrones climáticos ya que las nubes quedan atrapadas por el Teide, lo que hace que las subregiones vinícolas del norte sean más húmedas y frías y la Las subregiones del sur son más secas y cálidas.

Pero Tenerife es también es el hogar de la revolución de los vinos de calidad en las Islas Canarias con el bodeguero Juan Jesús Méndez, oriundo de Tenerife y viticultor de cuarta generación, liderando el camino.

Juan hace malabares entre la docencia como profesor de viticultura y enología ayudando a la Universidad Rovira y Virgili en Tarragona, España, en el estudio, catalogación y preservación de las variedades autóctonas de las Islas Canarias, con ser viticultor y enólogo.


"Juan Jesús fue el primero en proponer vinos monovarietales en Canarias”, explica Ferran Centelles. Poner un mayor enfoque en comprender cada variedad mediante el embotellado del 100% de esa uva fue importante para comprender la mejor manera de cultivar y vinificar cada variedad de uva, por lo que incluso los vinos que se elaboraron a partir de una mezcla de variedades son mucho mejores.


Variedades de uva autóctona como la Vijariego Blanco solo se conocen hoy por el trabajo de Juan Jesús y su bodega Bodegas Viñátigo.

El dominio del miedo

En todo el mundo estamos viviendo unos tiempos sin precedentes dónde una pandemia aún continúa con nuevas mutaciones y afrontamos una cantidad aparentemente interminable de nuevos desafíos, sin embargo, un evento que nunca podría haber sido previsto por la mayoría está haciendo que muchas personas cuestionen sus elecciones en la vida. A medida que la gran resignación de personas que dejan sus trabajos en masa está haciendo que los empleadores ofrezcan mejores salarios y flexibilidad para retener el talento, hace pensar cuántas personas se quedaron en trabajos que los hicieron sentir miserables o incluso perjudicaron su salud mental simplemente porque tenían miedo. ; miedo de un futuro desconocido de poder mantenerse a sí mismos, miedo de no tener un propósito de acuerdo con los estándares de la sociedad si tuvieran que hacer frente a una cultura laboral malsana. Sin embargo, la pandemia puso todo patas arriba ya que aquellos que hicieron todo bien en la vida perdieron su trabajo, su negocio, algunos incluso perdieron la vida cuando el Covid emboscó al mundo por primera vez. Y aquellos que sobrevivieron con sus vidas, salud, trabajos o negocios intactos al presenciar la inmensa tragedia de todo, decidieron que estaban cansados ​​de que sus vidas fueran impulsadas por miedos minúsculos cuando ni siquiera pensaron en temer una de las peores cosas que en realidad. terminó volviéndose realidad ... una pandemia mundial.

Y las regiones vitivinícolas de las Islas Canarias se encuentran ante el leve riesgo de un tsunami que parece tan improbable como una pandemia mundial y, ciertamente, las probabilidades están con ellas de que no suceda. Pero en lugar de esperar a que ocurra uno de los peores desastres imaginables para que uno pueda darse cuenta de lo que es importante en la vida, hay algunos productores que ya están tomando una posición; no permitirán que los hoteles de lujo acaben con todos los viñedos y variedades de uva autóctonas.


Hay algunos productores de vino que lo arriesgarán todo para invertir en los vinos de calidad de Canarias y encontrar un lugar para sus queridos viñedos y variedades en el corazón de los bebedores de vino de todo el mundo. Porque el miedo al fracaso, o el miedo a una gran pérdida económica o incluso el miedo a un desastre natural de proporciones épicas no son nada comparado con su mayor miedo de tener el potencial de sus viñedos y variedades sin darlo a conocer.

2019 Bodegas Viñátigo, Vijariego Blanco, Ycoden Daute Isora DO, Isla de Tenerife, Canarias: 100% Vijariego Blanco.


Ferran Centelles destaca que los vinos de Bodegas Viñátigo, incluso un vino blanco como este, tienen un gran potencial de guarda. Una columna vertebral excelente de deliciosa acidez con notas complejas de salvia fresca, mineralidad calcárea y flor de limón que tenía un cuerpo energético lineal con una elevación de cáscara de limón en el final.



Enlace al articulo original (EN).- Click



113 visualizaciones0 comentarios